La libertad volverá, y las marcas tendrán que estar preparadas para ello